Soñando…

lluvia

Ayer en Santiago se dejó caer un aguacero como no había caído en mucho tiempo.

Obviamente, a pesar que se había anunciado, no estaba preparado. No tenía paraguas ni menos algún impermeable o chaqueta a prueba de agua. Andaba con un chaleco y camisa no más, por lo que decir que quedé mojado, sería poco.

Sigue leyendo