Olor a Podrido… pero de quién?

Hoydía, en uno de esos momento de ocio, entré a Emol y me puse a leer la columna de Felipe Bianchi. Una crítica ácida al momento en que se encuentra nuestro Fútbol a nivel directivo, con todo esto de la elección media oscura en la ANFP y todo lo que vino después.

Mentiría si no digo que comparto muchas de las críticas que hace, pero lo que no comparto para nada es el escudo moral que usa para protegerse de sus propios dichos y acciones de los días que siguieron a la elección. Sigue leyendo

Entre política, minería y doble discurso.

No me gusta mucho Piñera. Lo encuentro medio populacho (o bastante, en realidad), siempre preocupado de repetir frases cliché que, más que emocionar, parecen emblemas de marketing y cosas así. Tampoco me gusta que intente caer simpático, haciendo cosas que muchas veces se ven poco auténticas y terminan produciendo el efecto contrario.

Creo que está capacitado para ser Presidente (y no lo dudo), pero también creo que ha sido poco inteligente desde que asumió la Presidencia. Se ha ganado problemas de forma totalmente gratuita y evitable.

A estas alturas del juego, pudo (y debería) haber vendido lo que dijo que iba a vender, no porque la ley lo obligue, sino porque fue su compromiso de campaña y eso la gente lo castiga. Mientras más se demore en cumplir, más lo van a criticar y le va a jugar en contra… además, hasta se ve arrogante de su parte simplemente hacer oídos sordos a estas críticas (justificadas creo yo).

Sigue leyendo