Mac: Un viaje de ida, no de vuelta…

He sido un “usuario PC” desde que comencé en esto, allá por el año 91 (si, hace mucho). Aún estaba en el colegio cuando llegó a mi casa un 286, con monitor Monocromático (osea, blanco y negro), sin disco duro y disketera de 5 1/4.

Había que meter un diskette con el sistema operativo cada vez que lo encendíamos, o de lo contrario era un ladrillo de como 15 kilos gastando energía eléctrica.
Sigue leyendo