Lo que uno aprende de las empresas y mi experiencia con el síndrome del impostor

mapa2

Antes de todo, el disclaimer de rigor: Los nombres han sido alterados (o suprimidos) para proteger a los involucrados, jajaja. Es una historia larga, si le sobra el tiempo, léala y sepa lo que es el síndrome del impostor… es un papiro más a modo de catarsis que de otra cosa.

¡Me cambié de trabajo! Después de como 8 años vinculado a un sitio web y trabajando en la empresa N, decidí cerrar ese capítulo y probar en otro lado.

Renunciar no fue fácil, pero tampoco tan difícil como lo habría esperado. Lo cierto es que estuve como 6 meses en entrevistas que partieron de forma totalmente circunstancial, pero a medida que pasaba el tiempo, me di cuenta que lo que más quería era salir como fuese de donde estaba. Sigue leyendo