Hoy hice algo bueno y no me sentí bien

ojos

Hoy fue día de trámites en mi horario de almuerzo. Tuve que moverme bastante en metro y cuando venía de vuelta, decidí pasar por un cajero automático para sacar dinero para almorzar.

Saqué más de lo que necesitaba, para quedar con efectivo. Cuando iba a salir de la estación, vi a una anciana sentada en la escalera con un vasito, pidiendo limosna. Ni siquiera lo movía o hablaba, tenía una mirada perdida mirando al suelo y parecía muy triste. Sigue leyendo