Olor a Podrido… pero de quién?

2 comentarios en “Olor a Podrido… pero de quién?

  1. Shuta gracias por lo de ganado, vamos a combatir este sábado!!!

    Estoy de acuerdo contigo. Tu sabes mi postura y algunas cosas las dije en caliente, sin embargo un periodista debe entregar pruebas, una senadora también y al final todos tiraron el poto a las moras.

    Y en este caso, okey no me gusta Segovia, pero si uno pierde, puta pierde, se dan la mano y se van, y a pensar ahora qué hacer. Pero el espectáculo dado ahora es una VERGÜENZA incluso para nuestro pequeño torneo local.

    Dos malas no hacen una buena.

    • Jajajaja, igual ojo que lo de ganado no lo decía ofensivamente, sino porque en determinado momento todos creemos o hacemos eco de algo que viene de ‘buenas fuentes’ (me incluyo).

      El tema es cuando esas fuentes fallan… ahí es cuando debemos saber decir ‘para’ y darnos cuenta de lo que es algo concreto, o lo que es simplemente un rumor sin fundamento.

      Igual, nosotros no existimos mediáticamente, no tenemos importancia, pero hay otros que si. Gente que, sin acusar, simplemente hizo eco en twitter, facebook, radio o donde fuese.

      Al final, todos ellos ayudaron a que todo esto estuviese así de podrido hoy en día.. y los wnes como Bianchi se lavan las manos y ahora critican desde la vereda del frente, cuando en realidad fueron actores de este cuento.

      Y sobre Segovia, opino igual que tú. Tampoco me gusta el hecho de perder a Bielsa, pero lo cierto es que Segovia ganó la elección ‘legalmente’. Sin embargo los medios lo han transformado en un anticristo que viene a destruir el fútbol, todo porque Bielsa no es lo suficientemente profesional para trabajar sin importar el presidente que esté en la ANFP.

      Encuentro que lo que está pasando hoy en día es lo peor… y no le veo mucha salida, la verdad. En fin, hay que ver cómo evoluciona esto… lo cierto es que hoy en día ya no hay inocentes en ninguno de los dos lados en disputa.

      Al final, es como dije en el artículo. Tenemos los dirigentes que nos merecemos no más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *