Sebastián Dávalos: Cortemos el leseo, ¿Ok?

Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon

Si, yo fui uno de los que se reía a carcajadas de las rutinas de Yerko Puchento, burlándose de Sebastián Dávalos. Hice eco de sus sobrenombres y estaba de acuerdo con el juicio público que se hacía de él.

Y no estaba solo. El chileno promedio gozó con el tema. Sebastián Dávalos encarnaba la figura que muchos odiamos: Un tipo mimado que tiene todo en bandeja de oro por ser el hijo de la presidenta, que aprovecha su apellido para obtener beneficios, que tiene acceso a información privilegiada para forrarse de plata, que hace ostentación de sus lujos sin siquiera intentar aparentar un poquito de discreción, etc.

En el fondo, y digámoslo así, Sebastián Dávalos representaba al tipo que está donde está, no por mérito propio, sino por pituto e influencia familiar. Esa es la lectura que, al menos yo, hacía de él.

Por esto, queríamos verlo hundirse.

Los medios también se dieron un festín con esto. Los matinales no se cansaban de repetir las escenas de él (o su señora, Natalia Compagnon) en tribunales, enfrentando querellas o demandas. Después se sumó la farándula, cuyos reporteros hacían guardia en cualquier lugar donde pudiesen estar el hijo o la nuera de Bachelet.

Se dieron cosas totalmente ridículas, como que incluso Rafael Garay apareció en los medios criticando a Caval (la empresa en que participaba Dávalos y Compagnon). Osea, perdón… ¡Rafael Garay!, el tipo que se inventó y convenció a sus amigos que tenía una enfermedad terminal para luego arrancar de Chile estafando a medio mundo y que tuvieron que traer de vuelta esposado de pies y manos, aparecía criticando a otro porque hacer un negocio asíse ve mal. ¿Soy el único que ve la ironía en eso?

Para qué hablar de rutinas humorísticas como las de Yerko Puchento, que semana a semana hacían pedazos a Dávalos, tratándolo de guatón sinvergüenza, epidemia con aros, guatón sebiento y parrillero, cara de raja y muchos otros insultos que nos acostumbramos a escuchar, comentar en nuestros trabajos y, hasta el día de hoy, los asociamos con Sebastián Dávalos.

También recuerdo cosas bastante impactantes y que se decían muy a la ligera por parte de gente con micrófono en otros medios. Mientras iba al trabajo solía escuchar un programa de radio Zero llamado desde Zero (no lo busquen, ya no existe). La cosa es que en más de una ocasión escuché a Rafael Gumucio decir abiertamente que Natalia Compagnon parecía hombre y que no entendía cómo alguien sería capaz de casarse con ella.

Recordemos que todo esto fue mientras Michelle Bachelet era presidenta de Chile y su popularidad comenzó a hundirse. Sería simplista decir que fue debido a su hijo y el caso Caval, pero claramente tuvo impacto, al punto que prácticamente cortó relación familiar con su nuera y nietos (o así se dijo al menos).

Admito, como dije al inicio, que fui uno de los que gozó con todo esto. Bachelet nunca ha sido santo de mi devoción (por muchos motivos que no vienen al caso) y Sebastián Dávalos caía en esa categoría también. Pero todo eso cambió hace un par de semanas en que leí una noticia que relataba una orden de embargo a Dávalos y Compagnon, en que incluso se detallaban los bienes embargados.

Al ver la lista, me llamó la atención que eran bienes cotidianos que cualquiera podría tener en su casa. Un arrimo avaluado en $25.000… un sofá en $50.000… un microondas en $20.000… pero lo que me dio mucha pena, fue ver que entre las cosas embargadas, habían varios juguetes de sus hijos. Un par de bicicletas, un taca taca, un scooter… Fue ahí cuando me di cuenta de algo que puede parecer muy obvio, pero que uno, a veces, no piensa: Detrás de todo esto había una familia que la debe estar pasando bastante mal.

A lo mejor es difícil no pensar en la colección autos Lexus de Dávalos. O en esos supuestos terrenos y propiedades que se supone que tiene, para luego, con esa envidia y necesidad de chaqueteo, sentimientos tan típicos del chileno, decir: se tiene merecido todo esto.

Pero luego pienso en su familia. En sus hijos (de 7 y 9 años). También pienso en Sebastián Dávalos como Natalia Compagnon, que visiblemente intentan aparentar fortaleza, una resiliencia que visiblemente no es tal. Hoy en día son una familia endeudada, con órdenes de embargo de distintos bancos por créditos que no han podido pagar. De los famosos Lexus ya no queda ninguno (los tuvieron que vender todos). También vendieron el departamento que tenían en Viña del Mar y 3 terrenos de 5.000 mts2.

¿Y cuál es el gran pecado de Dávalos o Compagnon? El armar una empresa para hacer negocios según las oportunidades que se presentan?… ¿Comprar algo barato para después venderlo más caro?… Osea, hay millones de chilenos haciendo lo mismo.

¿Otros cargos? Guste o no, lo cierto es que, tanto Dávalos como Compagnon, han sido investigados durante 4 años y han sido sobreseídos en cada imputación que han recibido, excepto en una causa: Una declaración mal hecha frente a S.I.I. de una boleta, por parte de Compagnon. Le habían imputado fraude tributario por 11 boletas, pero resultó que sólo una de ellas tenía un error, el resto estaba bien.

Tal vez fue el destino, o simple coincidencia, que justo este domingo recién pasado, en el nuevo inicio de temporada de Estado Nacional (programa de TVN transmitido los domingos por la mañana), anunciaran que tendrían como entrevistado principal a Sebastián Dávalos.

Obviamente decidí ver la entrevista completa (de aprox. 1 hora). La encontré bastante interesante y, más allá de lo que piensen los demás, de verdad creo que es bueno que Dávalos cuente su verdad. Ya bastante tiempo hemos estado escuchando la verdad de otros, ahora él tiene todo el derecho a contar la suya y ojalá le prestáramos la misma  atención que tenían las rutinas de Yerko Puchento.

Finalmente, lo que vi fue a un tipo medio acorralado, en ocasiones visiblemente nervioso. Quién lo podría culpar, si está prácticamente en cadena nacional contando su versión, después que lo han estado haciendo pedazos durante 4 años.

De toda la entrevista, una de las cosas que más me llamó la atención vino desde el minuto 35:30 en adelante, cuando le preguntan sobre la ridiculización que fue víctima. Sin embargo, por lejos, lo que más me impactó está en el minuto 38:30, en que Matías del Río le pregunta cuales han sido los costos que ha tenido que pagar en su vida, debido a todo esto. Quedé con la sensación que en ese momento Dávalos estuvo a punto de quebrarse.

También me pareció que en ese momento venía otra pregunta obvia, pero nunca llegó, referida a los costos familiares y cómo ha impactado este caso dentro de su familia, su esposa y sus hijos. No debe haber sido lindo el ver que se burlen de tus hijos en el colegio diciendo que su papá o mamá es aquí o allá, cosa que siempre pasa en estos casos.

Tampoco debe ser agradable salir a la calle con miedo, tener que cambiar el peinado o usar lentes grandes que cubran parte de tu cara, por miedo a que te reconozcan o incluso te agredan.

Me encantaría saber si Matías del Río no hizo esa pregunta porque sabía que Dávalos se podía quebrar con la respuesta, o tal vez no era tan obvia y simplemente no se le ocurrió.

Terminada la entrevista, entré a twitter a leer comentarios y honestamente me impresioné bastante con el nivel de odiosidad que seguimos teniendo. Bah, tampoco puedo decir que no me lo esperaba, pero aún así es increíble lo trastocados que podemos llegar a  estar en algunos casos. Miren este ejemplo:

Tweet sobre Sebastián Dávalos

Osea… Qué tan idiota hay que ser para poner a Dávalos al mismo nivel que un narcotraficante y asesino como el Chapo Guzmán?… o dictadores como Fidel Castro? Lo peor de todo es que hubo 7 idiotas más que le dieron like y otros 6 que hicieron retweet.

Hubo muchos otros ejemplos como ese. Creo que no vi a absolutamente nadie defendiendo a Dávalos o con algún comentario a favor. Tal vez fue eso lo que me llevó a publicar este post, no lo sé.

En fin, ya me alargué demasiado con todo esto. Al final, mi único deseo es que cortemos el leseo con esta familia y dejemos que la justicia siga su curso, nada más. No tengo idea si son culpables de algo (tiendo a pensar que no), pero lo que si sé, es que no se merecen el escarmiento público que han tenido que sufrir durante estos 4 años. Ninguna familia se lo merece y si somos tan buena gente como decimos ser, no deberíamos seguir apuntando con el dedo asignando culpas, hay instituciones para eso.

Mucho cacique… Poco indio

arribismo

Seguramente muchos recuerdan ese bochornoso episodio: hace varios años atrás. Cuando recién se estaban poniendo de moda los teléfonos celulares y carabineros comenzaba a fiscalizar a los primeros conductores que iban conduciendo con el teléfono pegado al oído, para luego darse cuenta que en en realidad eran teléfonos de mentira, cuyo único objetivo era aparentar frente al resto.

Difícil de creer, pero era cierto. Varios conductores, al ser detenidos, tenían teléfonos celulares falsos (de madera) que utilizaban con el único objetivo de hacer creer a los demás que tenían un teléfono. ¿Qué representaba eso? Arribismo puro, nada más.

Creo que en general, los chilenos tenemos mucho de arribismo. Estoy generalizando obviamente, pero creo que no hemos cambiado tanto en todos estos años.

Cuesta decirlo, si, pero es cierto. ¿Cuántos amigos tenemos en facebook que publican más fotos del auto nuevo que de sus hijos o familiares? o aquellos que no publican nunca, salvo cuando hacen algún viaje importante? O los que compran algo de marca, no porque sea mejor, sino porque es de marca. O los que se compran esa lancha con ruedas sólo para estar más alto que el del auto del lado.

Y cómo llegué a todo esto… Bah, estaba mirando Linkedin y me dio risa ver cómo está lleno de caciques y muy pocos indios. Es como que muchos están obsesionados con ser líderes de la industria y, a la vez, ser reconocidos como tales. Les encanta codearse con otros líderes y buscan aceptación, reconocimiento o validación.

No basta con que a su empresa le vaya bien o ser bueno en lo que hacen. Ahora lo que se busca es reconocimiento de la industria. Ser una especie de influencer profesional. Que ojalá todos te conozcan, sepan lo que haces o que hayan escuchado de ti en algún momento. Ir a eventos, aparecer en las fotos (¡eso es primordial!), etc. Literalmente, es un posicionamiento profesional en  la industria.

Descripciones rimbombantes, con cargos inventados, por lo general en inglés. Ya no eres fundador de algo, ahora eres founder… Emprendedor o empresario?, no, ahora es entrepreneur. Jefe de recursos humanos?.. nooo, ahora es Human Capital Manager. Vendedor?, pero cómo se te ocurre, ahora el cargo es salesman, o key account manager, o jefe de cuentas… parece que, por algún motivo, ponerle jefe al cargo ayuda a vender más. ¿Para qué? Aparentar más de lo que se es profesionalmente?

Si en la web tenemos el SEO, este sería una especie de PPS (Profesional Positioning Strategy). Una forma de posicionarse profesionalmente en el mercado y estar entre los primeros. ¿No hay algo de arribismo en todo eso también? (ojo, lo planteo como pregunta, no afirmación). Una especie de arribismo digital? jajaja.

Por cierto, algunos tienen una fijación con ser gerentes, como si eso fuese símbolo de ser un mejor profesional. Podrá ser símbolo de status (al menos así lo piensan ellos), pero no sé… pienso que esa obsesión gerencial, es un ejemplo de arribismo puro. No es que quieran ser gerentes para hacer las cosas de otra forma o estar en posición de tomar mejores decisiones… No. Están más preocupados del tamaño de su oficina, de si tienen estacionamiento exclusivo o no, o de juntarse con otros gerentes para almorzar. Al final, lo que buscan es poder inflar el pecho y decir soy gerente, viste?

En lo personal, odio ese tipo de personas. Odio a quienes se aferran a esos roles de jefatura o autoridad para poder enrostrarlo de vez en cuando o sentir que pueden caminar más erguidos. Llevo varios años metido en esto y en mi vida profesional me ha tocado ser indio y también cacique, sin embargo, siempre intenté que el rol o cargo fuese algo secundario. Al final, lo importante es hacer el mejor trabajo posible, que la gente que trabaja a tu cargo esté contenta y que eso esté alineado con los intereses de la empresa.

Por otro lado, me ha tocado trabajar en empresas con gerentes que dicen hacer coaching gerencial o empresarial y, sin embargo, ni siquiera son capaces de saludar a sus empleados al llegar. Da para preguntarse qué clase de gerentes están formando.

Pero, no todo es tan malo. También he conocido a Jefes o Gerentes a los que les da absolutamente lo mismo el cargo que puedan tener. Personas que su único interés es que las cosas sucedan y sucedan bien. Que el resultado de lo que se está haciendo sea algo espectacular y ayudar para que eso suceda, para luego poder celebrarlo como equipo.

Sigue a ese tipo de personas. Finalmente, son ellos los que hacen la diferencia.

Asalto y toma del morro de Arica

asalto y toma del morro de arica

Hoy es 7 de Junio. Para la mayoría de los chilenos es sólo un día más, pero para algunos (me incluyo), es una fecha importantísima: se conmemora un año más del asalto y toma del morro de Arica.

¿Y Qué tengo que ver yo?

Nací en Santiago, pero tuve la suerte de haber vivido desde como los 9 años en Arica. Prácticamente todos mis recuerdos de infancia son de ahí. La ciudad me adoptó como uno de sus hijos y yo la adopté gustoso como mi ciudad.

Siempre lo he dicho, no me siento santiaguino, sino que ariqueño. Le tomé un cariño especial, que perdura hasta el día de hoy, a pesar que no he vuelto desde que salí de ahí para estudiar en Santiago… sin duda es algo que digo con pena y lo tengo pendiente.

Recuerdo que una de las cosas que más me llamó la atención cuando llegué a la ciudad por primera vez, fue leer en el cerro, escrito en grande y con piedra blanca: Arica siempre Arica, Mayor es mi Lealtad.

Con el tiempo, aprendí que esto no es al azar. Probablemente el fervor patriótico se vive con mayor intensidad en aquellas ciudades fronterizas que comparten frontera con los que, en ese tiempo, eran descritos como nuestros enemigos naturales: Perú y Bolivia.

En esos años (década del 80), estando en el colegio, era común escuchar la historia de la estrella del morro. Aquella que, se decía, había que estar siempre mirando, especialmente en la noche, ya que si se encendía, significaba la invasión de tropas peruanas o bolivianas, con la consiguiente toma de armas que había que realizar para defender la ciudad.

A eso había que sumarle que en Arica se podían ver algunos canales peruanos y podías notar la constante aversión (por no decir odio) hacia Chile.

Cuando uno es un niño de 10-12 años, este tipo de cosas te marcan. Más aún si eres un hijo de un oficial de ejército y vives dentro de un regimiento (el Regimiento de Infantería Nº4 ‘Rancagua’).

Pero, por otro lado, te hace mirar o sentir la nacionalidad de otra forma. Tal vez de una forma más patriótica, por decirlo de una forma más exagerada.

¿Sabía Ud. que prácticamente todas las ciudades de Chile tienen un himno propio? Lo reto a buscar a un ariqueño que no sepa el himno de Arica. Desde ya, le digo que no lo intente, porque no va a encontrar.

Por otro lado, también lo reto a que busque a algún chileno (no-ariqueño), que se sepa el himno de su ciudad natal… tampoco lo intente 😛

Lo invito a conmemorar esta fecha en que se realizó esta gesta. El asalto y toma del morro de Arica es sin duda una de las principales acciones militares de Chile, a pesar que constantemente es ignorada por gran parte de los chilenos… Aún así, hay un selecto grupo, que no lo olvida.

GDPR ¿Qué es esta nueva normativa y qué gano con ella?

qué es el gdpr

Podría apostar que en estos días has estado recibiendo muuuchos correos de distintos servicios, diciendo que están actualizando sus políticas de privacidad debido al nuevo GDPR, no? Bueno, yo también recibí un montón.

Y era de esperarse. El nuevo GDPR entra en vigencia hoy (25 de mayo) y era el plazo que tenían casi todos para subirse al carro.

Pero, ¿Qué es el GDPR?

En términos simples, el GDPR es la nueva normativa legal europea sobre el control de la información personal. Antiguamente ya existía una directiva (del año 2002), pero era sólo una directiva (recomendaciones a tener en cuenta). Ahora, en cambio, es una normativa legal, es decir, es una ley y debe ser cumplida como tal.

Sus siglas en inglés significan General Data Protection Regulation (regulación general de protección de datos) y a lo que apunta esta legislación es dar mayor control y transparencia al usuario – es decir, – sobre qué información manejan los distintos servicios, productos, aplicaciones, sitios web u organizaciones.

Esto es bueno, porque en términos concretos, obliga a todas las empresas a tener ciertas normas y estándares con la forma en que recolectan, almacenan, utilizan o manipulan tu información para obtener provecho de ella.

Y claro, la pregunta es obvia: ¿Pero si es una normativa europea, porqué me avisan a mí, que no estoy en Europa? ¿Qué tengo que ver yo?

Te respondo con otra pregunta: ¿Usas spotify?… ¿Facebook?… ¿Twitter?… ¿Instagram?… bueno, muchos usuarios en europa también y eso obliga a que cualquier empresa o servicio con usuarios en europa, tenga que implementar y respetar esta nueva ley.

Técnicamente, aplica a:

  • Todas las organizaciones que tengan presencia física en algún país de la comunidad europea.
  • Todas las organizaciones que procesen o almacenen información sobre algún individuo que resida en la comunidad europea.
  • Todas las organizaciones que utilicen servicios de un tercero, que procese o almacene información sobre algún individuo que resida en la comunidad europea.

En otras palabras, prácticamente aplica a todas las empresas o servicios que son de uso diario en nuestras vidas (redes sociales, buscadores, sitios de e-commerce, blah blah).

De hecho, si tú tienes alguna empresa con usuarios o clientes en europa, o usas servicios de un tercero que almacena sus datos, deberías implementar la normativa también (y rapidito, porque ya estás fuera de plazo!).

Pero, en lo concreto. ¿Qué es el GDPR?

Primero un disclaimer: Este post no es un consejo ni guía legal de nada. Si quieres realmente implementar esta regulación en tu sitio web, consulta a alguien que sí sepa de lo que habla, no como yo 🙂

Dicho eso, el GDPR divide tu información personal en dos tipos:

La información personal (personal data): Incluye información almacenada en cookies, dirección IP, ID de tu teléfono celular, huellas digitales, MAC address, cuentas de usuarios, etc.

La información personal sensible (sensitive personal data): Información de salud, pasado judicial, orientación sexual, opiniones políticas, raza y etnia.

Cada sitio web, servicio online, aplicación o empresa que tenga, almacene, utilice o haga uso de este tipo de información, ahora deberá cumplir una serie de normativas que aseguren su privacidad, transparencia y el acceso de los usuarios dueños de esa información.

Esto no es con el objetivo de sólo tener acceso a mis propios datos (de qué me sirve saber mi propio nombre o edad!), el objetivo es que tú puedas saber qué información personal se maneja y quienes la manejan.

Las obligaciones legales y técnicas que las empresas deben cumplir son distintas dependiendo del tipo de información (ya sea sensible o no), pero van desde  salvaguardar la integridad de la información, guardar esta información de forma totalmente anónima e, incluso, están obligadas a publicar sus políticas de privacidad de una forma clara, legible y entendible por un usuario normal, no sólo por abogados.

No voy a entrar en detalle sobre todos los aspectos técnicos y legales del GDPR (tampoco me los sé y tendría que poner toda la ley aquí!), pero en lo global, la ley reconoce 8 derechos:

  • Derecho a estar informado: Transparencia para saber cómo son utilizados tus datos.
  • Derecho al acceso: Debes poder tener acceso a los datos que la empresa maneja sobre ti. Cómo son utilizados y a cualquier otra información suplementaria que sea utilizada junto con tus datos.
  • Derecho a la rectificación: Te da derecho a rectificar información en caso de ser errónea.
  • Derecho a ser borrado (también llamado derecho al olvido): Debes poder tener derecho a que tus datos sean totalmente eliminados de cualquier lugar si no existe un motivo específico o convincente para que sean almacenados. Te clarifico este punto con un ejemplo: Nadie podría esperar que un banco borre tus datos si tienes una cuenta corriente ahí, no? Pero si podrías pedir que un callcenter borre tus datos si no tienen porqué tenerlos.
  • Derecho a restringir el procesamiento: Permite que tus datos sean almacenados, pero no procesados. Por ejemplo, un banco puede tener tus datos, pero no utilizarlos sin tu permiso para ofrecer otros servicios, seguros, etc.
  • Derecho a la portabilidad de datos: Puedes solicitar copias de toda la información que una organización tenga de ti, con el objetivo de usarlos en otra organización.
  • Derecho a objetar: Te da derecho a objetar la forma como se están utilizando tus datos. Por ejemplo, si no quieres que tus datos sean utilizados para marketing directo o callcenters.
  • Derecho sobre la toma de decisiones y creación de perfiles automáticos: Suena complejo, pero no lo es tanto. En el fondo, puedes objetar a los sistemas que intentan perfilarte de forma automática, en base a comportamientos o compras previas que has realizado.

¿Y si la empresa no cumple?

Si una organización no cumple o viola alguno de estos derechos, se arriesga a penalidades draconianas que pueden llegar a los 10 millones de euros o incluso el 2% del volumen de ventas a nivel global.

Ese, es el motivo por el que estamos llenos de correos mencionando el cambio de políticas de privacidad. 🙂

Guitarra: Retomando el camino que no debí haber dejado

guitarra fender stratocaster sunburst

Quienes me conocen de verdad, saben que la música siempre ha sido parte importante de mi vida. En su tiempo, le di duro a la guitarra (principalmente eléctrica), tocando covers de Metallica, Sepultura, Slayer, The Beatles, Pink Floyd, Bon Jovi, Los Jaivas y muchas otras bandas (si, gusto muy variado!). Tuve un par de bandas de rock en mis tiempos de colegio e incluso hicimos un par de tocatas fuera de Chile.

Pero, una vez que me metí en los computadores y comencé a estudiar, la guitarra pasó a segundo plano… Se convirtió en ser algo más decorativo en realidad, para después pasar a ser un bulto en el rincón del closet.

Bueno, desde hoy, eso se termina. No más.

Tomé mi vieja Freeman electroacústica, le cambié las cuerdas (que estaban bastante oxidadas y destempladas) y empecé a practicar nuevamente. Debo decir que, después de como 20 años sin tocar de forma estable, ha sido casi como aprender desde cero nuevamente. Aún estoy con trauma de lo que llamo dedos mochos.

A medida que practicaba, me pregunté: Tengo un Mac… tengo GarageBand… Y si intento grabar algo a ver cómo queda?

La idea fue tomando vida de a poco. Decidí grabar mi canción favorita de Los Beatles, llamada Norwegian Wood. Fui haciendo varias versiones prueba y error, juntando pistas y cosas así. Cuando la tuve lista, sonaba muy vacía… y claro, eran sólo guitarras. No tenía bajo, ni bombo ni pandereta… ni hablar del Sitar Indio.

Luego noté que GarageBand viene con un sintetizador midi que puede simular sonidos de otros instrumentos. Por lo general soy medio reacio a usar esas cosas porque considero que el sonido es demasiado falso o sintético y tampoco quería que sonara como si fuera el teclado de Farkas, así que probé grabando el bombo con el mic apuntando al escritorio y golpeándolo con la base de los puños… más artesanal imposible. Resultado: Listo, tuve el bombo jajaja.

Luego decidí incorporar la pandereta. Ahí estaba en problemas porque no tengo nada que se asemeje o que haga un sonido parecido, por lo que dejé de lado mi prejuicio y probé el sintetizador de GarageBand. Debo decir que quedé bastante sorprendido. El sonido impecable e incluso se podían acoplar sonidos sin que sonara como un play repetido. Bien ahí Apple, como siempre.

Con el Sitar cagué. Apple lo tenía, pero en la última versión de GarageBand lo eliminaron… mal ahí Apple, jajaja.

Aún así, modestia de lado, creo que sonaba bastante bien, pero algo faltaba. Todavía sonaba medio vacío. Ya había mezclado el sonido de 3 guitarras (4 contando la que simula al sitar), bombo y pandereta. ¿Qué más? El bajo!

Partí buscando un bajo barato en mercadolibre y encontré algunos, pero no me dieron confianza. Luego recordé que un amigo tenía uno hace años y, al parecer, ya no lo ocupaba. Me daba un buen precio por él así que listo, ya tenemos bajo! Y de 5 cuerdas más encima! Gracias Nico y Mito! 🙂

Lo fui a buscar el viernes después del trabajo, luego llegué a mi casa y cuando todos se fueron a dormir, tomé mis audífonos, estiré mis dedos mochos y listo: aprendamos la canción en bajo!… Al rato estaba grabando.

Este fue el resultado… por ahora es sólo instrumental. Estoy preparándome psicológicamente para el canto.

Pd1: Para quienes no tienen oido fino, la guitarra parte desde el inicio (obvio!), el bajo entra en el segundo 0:08, la segunda y tercera guitarra en el 0:31, el bombo y pandereta en 1:10.

Pd2: He hecho algunas pruebas cantando y no está fácil. La canción tiene un coro a 2 voces en que John Lennon hace la voz baja y Paul McCartney hace el tono agudo, sonando perfecto… y bueno, obviamente mi calidad vocal no es la de John ni la de Paul, jajaja. Pero está bien que sea así, los dioses no se mezclan con los mortales.

Pd3: Se viene video y otros temas! Esta vez usé la electroacústica, pero mi fiel Fender Stratocaster Sunburst está esperando su turno!

Hoy hice algo bueno y no me sentí bien

ojos

Hoy fue día de trámites en mi horario de almuerzo. Tuve que moverme bastante en metro y cuando venía de vuelta, decidí pasar por un cajero automático para sacar dinero para almorzar.

Saqué más de lo que necesitaba, para quedar con efectivo. Cuando iba a salir de la estación, vi a una anciana sentada en la escalera con un vasito, pidiendo limosna. Ni siquiera lo movía o hablaba, tenía una mirada perdida mirando al suelo y parecía muy triste. Sigue leyendo

Buenas prácticas para una contraseña segura

contraseña segura

Voy a ser honesto: tengo prácticamente la misma contraseña para todo… es decir, TODO. Desde mi cuenta en gmail, a cuentas de ftp, sitios web, hostings, juegos online, etc. Y si en alguno de ellos es distinta, es porque me obligan a tener una contraseña segura (odio cuando hacen eso!).

Ya veo que quienes me conocen, están partiendo a probar kkpura en todos lados y les digo: No… TAN idiota no soy. 😛

Sigue leyendo

Lo que uno aprende de las empresas y mi experiencia con el síndrome del impostor

mapa2

Antes de todo, el disclaimer de rigor: Los nombres han sido alterados (o suprimidos) para proteger a los involucrados, jajaja. Es una historia larga, si le sobra el tiempo, léala y sepa lo que es el síndrome del impostor… Todo lo que escribo, es un papiro más a modo de catarsis personal que de otra cosa.

También aclaro que no es mi intención ofender a nadie, simplemente soy de la idea que lo que se escribe para uno mismo, es mejor que lo que se escribe para otros, así que aquí voy.

¡Me cambié de trabajo! Después de como 8 años trabajando para un sitio web (que llamaré esaweb.com), decidí cerrar ese capítulo y buscar vientos en otra dirección.

Sigue leyendo

«Put your money where your mouth is…»

siria

Quienes me conocen, saben que acostumbro ver documentales de guerra o historia bélica en general. Esto no es porque me guste la guerra (¡a quien podría gustarle!), sino porque muchas veces me es imposible imaginar lo que debe ser estar en medio de un conflicto de ese tipo.

Tal vez no es malo de vez en cuando abrir una ventana a esa realidad, en vez de ignorarla, para luego entender lo que como sociedad debemos evitar a toda costa si no queremos pagar el alto precio que países como Siria, Irak, Afganistán, Libia (y otros) están pagando hoy en día. Sigue leyendo

Lo que creo que pasará y no pasará en Game of Thrones

got

La séptima temporada de Game of Thrones acaba de terminar y, como es la costumbre, dejó preguntas o cosas abiertas a interpretaciones y especulaciones, a la espera de la próxima (y última) temporada.

Una de las tradiciones de GoT son todas las teorías que se desarrollan a medida que avanza la serie. Con eso en mente, decidí publicar aquí lo que creo que pasará y lo que no (ojo, Spoilers). Sigue leyendo

¿En qué estoy? Reiniciando el weblog… otra vez.

Hace tiempo que no publicaba algo. La vedad he estado enfocado en mi familia, trabajo y rutina diaria.

Tengo varios proyectos en mente, pero que no he podido realizar por falta de tiempo y, porqué no decirlo, también ganas o motivación. Supongo que eso rebotó también en que mi weblog ha estado medio abandonado últimamente.

Pero intentaré publicar más seguido… la verdad es que hay mucho que decir, jajaja.

Restauré (desde un respaldo antiguo) algunos posts del 2012 en adelante. Por ahí tengo otro respaldo de mucho antes, pero tendría que buscarlo. Aún así las imágenes relacionadas con esos posts no están, por lo que no se extrañen si ven alguna imagen que no carga o algo así.

A veces pienso, si bien no he sido el más constante en el tiempo, habrá algún weblog más antiguo que el mío? Osea, tengo kyron.cl desde el 1999 o 2000. Ha pasado por momentos de inactividad claro, pero su origen se remonta a esas fechas en que términos como blogs o weblogs no eran de uso diario.

Incluso en un momento fue, según un sitio de estadísticas español que ya ni recuerdo el nombre, el weblog más visitado en Chile (tengo de testigo a don Tandersán que me lo hizo notar! jajaja). Claro, en ese tiempo tenía mi sección estrella de La más linda del día, con muchos seguidores 😛

Pero en fin, le vamos a dar una nueva vuelta para retomarlo un poquito…

¿Qué cresta le pasa a mi país?

No me gusta el rumbo que estamos tomando, en donde los derechos solo se respetan para un sector, donde la tolerancia solo existe para un sector y donde la famosa democracia y el derecho a manifestarse sólo funciona para un sector.

Veo en la tv cómo un grupo de idiotas que se hacen llamar demócratas golpean en el suelo a un hombre que sostiene una bandera chilena y que sólo tuvo la mala idea de expresar su opinión y, lo que es peor, el resto de los presentes, en vez de detenerlos, se dedica a grabar. Sigue leyendo

El misterio del vestido de color… ¿Qué color?

imgColores

Hoy llegó a nuestra oficina una url en donde se debatía sobre el color de un vestido. La historia es así:

Una persona estaba eligiendo un vestido en una tienda y de pronto le entró la duda sobre el color de dicho vestido. No encontró mejor idea que tomarle una foto y publicarla en su cuenta de tumblr, preguntando a sus amigos de qué color veían el famoso vestido. A los pocos minutos después, internet hizo *boom*, con un tremendo debate sobre cual era el color real del vestido. Aparecieron encuestas con distintos resultados y cosas así. Sigue leyendo

El dólar en caída libre…

dolar

El dólar no para de caer y, debo decirlo, me ha pegado fuerte. Y cuando digo fuerte, no es una exageración.

En menos de una semana, cayó de niveles entre $592 – $593 a estar entre $574-$575. Puede parecer poca diferencia, pero en términos de trading es una enormidad! Más aún cuando todas las cifras apuntaban a un alza y las cosas estaban jugadas en esa dirección.

De todos modos, según los analistas, la tendencia debiese ser al alza de aquí a fin de año, con niveles cercanos a los $600, pero hay que aguantar la tormenta primero y tener margen suficiente.

Esperemos que sea así y no siga bajando… 🙁

Soñando…

lluvia

Ayer en Santiago se dejó caer un aguacero como no había caído en mucho tiempo.

Obviamente, a pesar que se había anunciado, no estaba preparado. No tenía paraguas ni menos algún impermeable o chaqueta a prueba de agua. Andaba con un chaleco y camisa no más, por lo que decir que quedé mojado, sería poco.

Sigue leyendo